Saltar al contenido
Evaluar la efectividad de la formación: medir para comunicar.

Evaluar la efectividad de la formación: medir para comunicar.

Entre los retos más habituales de los responsables de formación podemos destacar el demostrar el valor de la formación para la estrategia y los planes de negocio de la empresa.

En este artículo analizaremos la evaluación de la efectividad de la formación y cómo los líderes de L&D pueden superar este desafío a través del uso riguroso de datos y análisis.

Evaluando la Efectividad de la formación.

Los profesionales de L&D reconocen la importancia de la formación para la mejora del rendimiento empresarial, pero el reto es para demostrar el aporte a otras partes de la organización.

En este sentido, es crucial demostrar el impacto empresarial de la formación para el futuro del aprendizaje y el trabajo, y esto se logra a través del uso riguroso de datos y análisis demostrar el impacto en las tareas del puesto.

Por ello, es importante definir claramente el propósito del entrenamiento y alinear las expectativas de evaluación en toda la organización. La evaluación no debe ser una idea posterior, sino que debe integrarse desde el inicio del diseño del programa de formación.

En este sentido, la elección del modelo de evaluación adecuado es fundamental para dar consistencia a los datos que analizaremos para la medición del impacto.

Acceso Limitado a Recursos.

Los líderes de L&D a menudo enfrentan limitaciones de recursos que dificultan la implementación y evaluación efectiva de la formación, como ser la falta de presupuesto, personal y tecnología puede afectar la calidad y el alcance del plan de formación.

La creatividad pedagógica entra en juego. No es quien más recursos tiene, quien más impacto genera.

El contenido de la formación debe ser relevante y adaptado a las necesidades y desafíos específicos de los empleados y la organización.

Por ejemplo, en trabajo conjunto de los líderes de L&D junto a personas clave de la organización ayudará garantizar que el contenido sea efectivo y satisfaga las expectativas.

Experiencia de aprendizaje en Diferentes Modalidades.

Con el aumento de las modalidades de formación, como el aprendizaje virtual, blended learning y e-learning, los responsables de formación deben garantizar una experiencia de aprendizaje coherente y efectiva en todas las modalidades.

Por ello, los líderes de L&D deben implementar estrategias de seguimiento y refuerzo para asegurar la transferencia de habilidades y conocimientos al trabajo diario.

Esto también se refiere a la adaptación de los métodos de evaluación a cada modalidad de formación es esencial para medir la efectividad y el impacto del aprendizaje.

Evaluar la efectividad de la formación: medir para comunicar.

Consistencia de la formación.

Los líderes de L&D deben garantizar la consistencia en la entrega de la formación entrenamiento en todas las ubicaciones y para todos los empleados. No es lo mismo entregar una formación en un sitio, que escalar el proyecto a escala global.

Y ello no se referiere solo a la localización de los contenidos, sino también, a la estandarización de los procesos y la formación de los facilitadores son clave para lograr la consistencia en el entrenamiento.

Aprende analizando…

1. ¿Cómo pueden los líderes de L&D demostrar el valor de la formación a otras partes de la organización?

2. ¿Cuál es la importancia de definir claramente el propósito del proyecto de formación y alinear las expectativas de evaluación en toda la organización?

3. ¿Cómo pueden los responsables de formación adaptar los métodos de evaluación a diferentes tipos de formación para demostrar su efectividad y impacto?