Saltar al contenido
Diseñar una estrategia de talento en 4 pasos

Diseñar una estrategia de talento en 4 pasos

En el reporte ‘How to create a talent strategy’, Marc Effron, unos de los referentes globales en gestión del talento, resalta que muchas organizaciones aún carecen de una estrategia de talento clara y adaptada a su propia realidad, que esté alineada con la estrategia de negocios y que proyecte al menos tres años.

Los 4 pasos de Marc Effron

Effron detalla los cuatro pasos para diseñar una estrategia de talento efectiva y se enfatiza la importancia de la ejecución y la superación de obstáculos para lograr el éxito.

1. Identificar sus factores clave de la estrategia.

La gestión del talento debe estar alineada con la estrategia comercial de la organización.

La estrategia de talento debe respaldar de manera tangible los objetivos comerciales.

Se debe determinar las actividades clave que respaldarán la estrategia de talento.

2. Definir las acciones que facilitarán la concreción de los objetivos estratégicos.

Analizar los resultados y actividades importantes que garantizarán el cumplimiento de las promesas estratégicas.

Las acciones deben ser clasificadas en orden de prioridad.

Concretar fechas de finalización para cada actividad.

3. Determinar los recursos necesarios

Valorar los recursos adicionales necesarios para cumplir cada objetivo estratégico.

Estimar los costos de recursos, incluyendo personas, gastos a corto plazo y gastos de capital.

Es importante tener una estimación precisa de la inversión necesaria para lograr la estrategia.

4. Prepare su estrategia de talento a prueba de balas

Conocer las barreras principales que podrían impedir el éxito de la estrategia de talento.

Se debe establecer un plan de contingencias para mitigar y superar los obstáculos potenciales.

Se recomienda revisar y ajustar la estrategia de talento con los líderes empresariales y de recursos humanos.

Diseñar una estrategia de talento en 4 pasos

La formación como palanca de la estrategia de talento.

La formación puede desempeñar un papel importante en el éxito de una estrategia de talento. Algunas áreas de formación que pueden ser beneficiosas incluyen:

  1. Desarrollo de habilidades: Proporcionar oportunidades de formación y desarrollo que ayuden a los empleados a adquirir y mejorar habilidades relevantes para cumplir con las promesas estratégicas de la organización. Esto puede incluir programas de formación en liderazgo, habilidades de comunicación, resolución de problemas, pensamiento estratégico, entre otros.
  2. Formación en diversidad, equidad e inclusión: Facilitar programas de formación para fomentar un entorno de trabajo inclusivo y diverso. Esto puede incluir la concientización sobre sesgos inconscientes, la comprensión de la diversidad cultural y la inclusión, así como la capacitación en habilidades de gestión de equipos diversos.
  3. Formación en gestión del cambio: Dado que implementar una estrategia de talento puede implicar cambios en la cultura y las prácticas de la organización, la formación en gestión del cambio puede ayudar a los líderes y empleados a adaptarse y abrazar esos cambios de manera efectiva.
  4. Desarrollo de liderazgo: Formar a los líderes de la organización en habilidades de liderazgo efectivas puede mejorar su capacidad para respaldar la implementación de la estrategia de talento y cultivar un ambiente de trabajo que fomente el desarrollo y la retención del talento.

Es importante adaptar la formación a las necesidades específicas de la organización y alinearla con los objetivos estratégicos y las promesas establecidas en la estrategia de talento. Además, monitorear y evaluar el impacto de la formación en el logro de los resultados deseados puede ayudar a mantener y ajustar la estrategia de talento según sea necesario.

Accede al reporte completo aquí: https://talentstrategygroup.com/how-to-createa-talent-strategy/